CARRILES DE ACELERACIÓN Y DECELERACIÓN EN CARRETERAS CONVENCIONALES

  • Posted on: 31 January 2018
  • By: jose

 

Carriles aceleración y deceleración en carreteras convencionales

Carriles de deceleracion tuteorica

En el post anterior anterior ¨Los carriles de aceleración y deceleración¨ comentamos una serie de consejos para actuar correctamente en estos carriles especiales. Su principal función es permitir la incorporación o salida de una vía rápida, influyendo lo menos posible en la velocidad de circulación de los vehículos que transitan por ellas. Para ello se hace necesario realizar las aceleraciones y deceleraciones fuera de la corriente circulatoria de la vía rápida ( en los carriles de aceleración y deceleración).

A diferencia de las autovías y autopistas, las carreteras convencionales no siempre van a disponer de carriles con longitud suficiente para realizar las incorporaciones o salidas de la forma más segura posible. Por ello es muy importante observar y asegurarse bien de la distancia de la que disponemos para realizar estas maniobras.

Según su longitud, en las carreteras convencionales podremos clasificar estos carriles que nos ocupan en tres tipos:

  • Largos: Se puede actuar igual que en autovía y autopista, las aceleraciones y deceleraciones las debemos realizar dentro de dichos carriles y no en la vía rápida.
  • Medios: Son carriles que no permiten realizar las aceleraciones y deceleraciones completas dentro de ellos.
    • Carril aceleración: En ellos, debido a su escasa longitud, no se va a poder alcanzar una velocidad adaptada a la de la vía principal, por lo que no debemos incorporarnos a no ser que no se aproxime ningún vehículo por nuestro sentido, o bien se encuentren a mucha distancia. Debemos ser conscientes de la gran diferencia de velocidades existente entre el vehículo que pretende incorporarse y el que circula por la vía principal. Por ello, ante cualquier duda o indecisión, siempre será mejor detenerse lo antes posible (al principio del carril) y esperar el tiempo que sea necesario para realizar la maniobra de forma segura y sin interferir en la velocidad ni trayectoria de los vehículos que circulan por la vía a la que pretendemos incorporarnos.
    • Carril de deceleración: La longitud escasa de este carril no va a permitir realizar toda la deceleración fuera de la vía principal por lo que debemos comenzar a frenar en ella, intentando interferir lo menos posible en la circulación de los vehículos que se aproximan por detrás . Es importante valorar y ser conscientes del peligro de accidente por alcance que puede entrañar esta maniobra, por ello, en caso de duda, desistir de realizarla. En la imagen podemos observar algunas referencias que pueden ser de ayuda.
Carriles de deceleracion en carreteras convencionales tuteorica
Como actuar en carriles de deceleración

  • Pequeños o inexistentes: las aceleraciones y deceleraciones deben realizarse en la vía principal. Son los más peligrosos por la posibilidad de accidente por alcance . Es muy importante avisar anticipadamente al conductor que circula detrás de nuestras intenciones para que él pueda actuar en consecuencia (aumentar distancia de seguridad, cambio de carril, adelantamiento, etc.) y realizar la deceleración de forma progresiva. Como en el resto de las situaciones, en caso de duda o peligro, desistir de realizar la maniobra.

Debido a la gran variedad en cuanto a las categorías de carreteras convencionales que recorren nuestro país, no es extraño que no exista una homogeneidad en cuanto al diseño de sus carriles de aceleración y deceleración. Por ello es necesario que los conductores tengan presente una serie de pautas para realizar las incorporaciones y abandono de este tipo de vías:

  • Señalizar con mayor anticipación la maniobra
  • Adaptar velocidad al tipo y estado de vía por la que se circula
  • Tener presente la heterogeneidad de las intersecciones de este tipo de vías. Se hace necesario un mayor esfuerzo de observación, anticipación y adaptación a diferentes situaciones. En una misma carretera podemos encontrar carriles de aceleración o deceleración con diferentes longitudes y diseños.
  • No realizar la maniobra o esperar a otra ocasión  si no se está seguro de poder realizarla con seguridad.
  • Intentar interferir lo menos posible en la velocidad y trayectoria de los vehículos que circulan por la vía a la pretendemos incorporarnos o de la que queremos abandonar.

 

 

video: 
TIPO DE CONTENIDO: