Emociones y conducción

  • Posted on: 7 February 2021
  • By: tuteorica

Reacciones emocionales en la conducción

emociones y conduccion
La importancia de las emociones al conducir

Es un hecho constatado que la existencia en el conductor de estados emocionales intensos puede desembocar en una toma de decisiones y conducción inadecuada. Por ejemplo, la ansiedad , ya sea provocada por el propio entorno de tráfico ( en un atasco, por ejemplo) o por las circunstancias personales del individuo, puede alterar las condiciones físicas o psicológicas que son necesarias para el desempeño seguro de la conducción. 

Ante una determinada reacción emocional se pueden observar cambios en tres tipos de canales de expresión:

  1. a nivel subjetivo ( pensamientos y sentimientos de alegría, tristeza, enfado, etc.)
  2. a nivel fisiológico (variaciones en el ritmo cardiaco o respiratorio, aumento de la sudoración, cambios en la tensión muscular, etc.)
  3. y a nivel motor (sonrisa, llanto, expresiones faciales de ira, miedo, etc.).

Si trasladamos estos tres tipos de respuestas emocionales a la situación de conducción, podemos sacar conclusiones acerca del papel positivo o negativo que las emociones pueden jugar en el tráfico y la seguridad vial. 

El componente subjetivo o experiencial: una persona que experimenta un fuerte estado emocional de ira, ansiedad o euforia presenta serios déficits atencionales. Por ejemplo, la ansiedad o el miedo que experimenta un conductor novel le lleva muchas veces a situaciones de riesgo por falta de seguridad en la acción. También un estado de euforia intensa (un premio en la lotería) puede hacer que el conductor cometa graves incidentes en el tráfico. En cualquier caso, una persona que se encuentre emocionalmente impactada debería reconsiderar la posibilidad de conducir. 

A nivel fisiológico o corporal se producen alteraciones en la activación. Una baja actividad psicofisiológica, producida por un estado de tristeza intensa, está relacionada con pérdida de atención, somnolencia e incremento del tiempo de reacción. Por el contrario, una alta activación psicofisiológica, como la que se produce en estados de ansiedad, está relacionada con falta de concentración e impulsividad. Todos estos cambios pueden poner fácilmente en peligro la seguridad en la conducción.

Por último, las respuestas motoras u observables de las reacciones emocionales cumplen una función expresiva y de comunicación a los demás acerca de nuestro estado emocional, nuestras intenciones. etc. Por ejemplo, en algunos conductores las expresiones de ira son frecuentes durante la conducción (tales como gritar e insultar a un conductor que ha cometido un error). Cuando estas expresiones son percibidas por el otro conductor pueden desencadenar en él reacciones igualmente agresivas, que pueden terminar en agresiones con consecuencias imprevisibles. 

EI estado psíquico y emocional del conductor le produce cambios subjetivos, corporales y motores en él, que afectan directamente a la conducción y pueden poner en peligro su seguridad. 
 

 

 

 

CONTENIDO: 
ETIQUETAS BLOG: