Comentarios Texto refundido Ley de Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad vial Art. 76b

por | Sep 8, 2021

Home 9 BLOG 9 Comentarios Texto refundido Ley de Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad vial Art. 76b

Artículo 76: Infracciones graves 

 

Texto refundido Ley de Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad vial

Texto refundido Ley de Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad vial

 

 

Son infracciones graves, cuando no sean constitutivas de delito, las conductas tipificadas en esta ley referidas a:

 

VOLVER PARTE 1

 

  • m) Conducción negligente (2216) .
  • n) Arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios (2217) o accidentes, o que obstaculicen la libre circulación (2218).
  • ñ) No mantener la distancia de seguridad (2219) con el vehículo precedente. (2220) .
  • o) (2221) Circular con un vehículo que incumpla las condiciones técnicas (2222)reglamentariamente establecidas (2223) , salvo que sea calificada como muy grave (2224), así como las infracciones relativas a las normas (2225) que regulan la inspección técnica de vehículos (2226) .
  • p) Incumplir la obligación de todo conductor (2227) de verificar que las placas de matrícula (2228) del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación (2229) .
  • q) No facilitar al agente de la autoridad encargado de la vigilancia del tráfico en el ejercicio de las funciones que tenga encomendadas su identidad, ni los datos del vehículo solicitados por los afectados (2230) en un accidente de circulación, estando implicado en el mismo.
  • r) Conducir vehículos con la carga mal acondicionada (2231) o con peligro (2232) de caída (2233) .
  • s) Conducir un vehículo teniendo el permiso de conducción suspendido como medida cautelar o teniendo prohibido su uso (2234) .
  • t) Circular con un vehículo cuyo permiso de circulación está suspendido (2235) .
  • u) La ocupación excesiva del vehículo que suponga aumentar en un 50% el número de plazas autorizadas (2236) , excluida la del conductor.
  • v) Incumplir la obligación de impedir (2237) que el vehículo sea conducido (2238) por quien nunca haya obtenido el permiso o la licencia de conducción (2239) correspondiente (2240) .
  • w) Incumplir las normas sobre el régimen de autorización y funcionamiento de los centros de enseñanza y formación y de los centros de reconocimiento de conductores (2241) acreditados por el Ministerio del Interior o por los órganos competentes de las comunidades autónomas, salvo que puedan calificarse como infracciones muy graves.
  • x) Circular por autopistas, autovías, vías interurbanas, travesías o túneles urbanos con vehículos que lo tienen prohibido (2242) .
  • y) (2243) No instalar los dispositivos de alerta al conductor en los garajes o aparcamientos (2244) en los términos legal y reglamentariamente previstos (2245) .
  • z) Circular en posición paralela con vehículos que lo tienen prohibido. (2246)
  • z1) Incumplir la normativa sobre los cursos de conducción segura y eficiente cuya realización conlleve la recuperación o bonificación de puntos, salvo que puedan calificarse como muy graves.
  • z2) Incumplir las normas de actuación por los operadores cuya actividad esté vinculada con el ejercicio de las competencias del organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico, salvo que puedan calificarse como muy graves.»
  • z3) No respetar las restricciones de circulación derivadas de la aplicación de los protocolos ante episodios de contaminación y de las zonas de bajas emisiones.

 

CONSULTAR BOE

 

 


Normativa relacionada

 


Texto cedido por Amando Baños, de traficoytransportes.com, maquetación e imágenes por Jose Luis Alvarez de tuteorica.com

2216 Consiste en la omisión o falta de prudencia o cuidado y atención necesarias para evitar todo daño propio o ajeno. La infracción está explicada en el art. 10.2 TRLTSV y figura también en el art. 3.2 RGCir.

La Orden de la Dirección General de Obras Públicas de 1 de octubre de 1914 dictando disposiciones especiales para la vigilancia en las travesías, señalaba, en su punto 3, que los peones camineros, actuando como guardias jurados y agentes de la autoridad, debían denunciar ante la Alcaldía a los vehículos cuyo conductor “vaya descuidado o dormido o sin el farol encendido” desde la puesta a la salida del sol.

La conducción negligente debe estar explicada en el boletín de denuncia y no supone la retirada de puntos. Se considera también conducción negligente frenar bruscamente poniendo en riesgo a los vehículos que circulan detrás, aunque se debiera permitir hacerlo cuando no existe una alternativa mejor.

Este artículo debiera considerar también como negligente la conducción peligrosa por impericia, es decir aquella que es producto de la falta de conocimientos o de práctica en la conducción y que se puede dar cuando un conductor es novel o lleva mucho tiempo sin conducir.

En Alemania, está expresamente prohibido frenar bruscamente sin justificación (art. 4 StVO). También sanciona a quien acompañe a un grupo de niños permitiendo que algunos circulen por la calzada en lugar de hacerlo por la acera (art. 49 StVO). SUBIR

2217 También es una infracción al art. 12, apartados 2 y 4 TRLTSV y al art. 6 RGCir. Conviene destacar que mientras estos dos artículos incluyen como infracción “poner en peligro la seguridad vial”, este apartado n) del art. 76 ignora esto y lo sustituye por “obstaculizar la libre circulación” y no es lo mismo, ya que se puede obstaculizar la circulación sin poner en peligro la seguridad vial.

El Anexo II, apartado 9 TRLTSV indica que supone la pérdida de 4 puntos. Habrá que trasladar a las autoridades judiciales, los casos en que los hechos puedan ser constitutivos de los delitos que figuran en los art. 351 y siguientes (incendios) y 385 del Código Penal. SUBIR

2218 Supone la pérdida de 4 puntos del permiso de conducción (Apartado 9 del Anexo II TRLTSV). Al no hacer referencia ninguna al tamaño del objeto, un conductor que arrojase a la vía un contenedor sólo sería sancionado con un máximo de 200 € por el TRLTSV. Por eso además de aclarar la gravedad del riesgo que suponen los diferentes objetos debiera diferenciarse entre “arrojar” y “dejar caer, por descuido o por estar mal sujeto” un objeto a la vía. Arrojar siempre implica dolo y pasaría a ser de aplicación el artículo 385 del Código Penal. El verdadero alcance del tipo delictivo dependerá de la interpretación que se conceda al “requisito”: creación de un grave riesgo para la circulación. No es suficiente con que se cree algún tipo de incomodidad para el tráfico ni tampoco que se obstaculice.

En esta línea, la SAP de Lleida núm. 493/2000, de 8 de noviembre, considera que no es subsumible en el artículo 385 la conducta de quien obstaculiza el paso de una de las calles de un polígono industrial mediante la colocación de grandes piedras de hormigón, porque los testigos enfatizaron más las molestias generadas por el corte de la vía que el posible peligro para la circulación.

Véase el art. 12.2 del TRLTSV. Si se arrojase, por ejemplo, un papel y el hecho no afectara a la seguridad vial tendría la consideración de infracción leve. SUBIR

2219 Supone asimismo una infracción al art. 22 del TRLTSV y al 54.1 RGCir. El apartado 16 del Anexo II TRLTSV señala que implica la detracción de 4 puntos del permiso de conducción.

Para calcular la distancia correcta hay que tener en cuenta la velocidad, las condiciones de frenado y la adherencia. La DGT recomienda multiplicar por dos la distancia de seguridad cuando el suelo está mojado o está lloviendo.

En muchos de los nuevos modelos de automóviles viene instalado el sistema ACC (Adaptive Cruise Control), traducido en español como “Control de Crucero Adaptativo”. Cuenta con una serie de radares que se encargan de detectar si un vehículo que circula por delante lo hace a una velocidad inferior. En ese caso automáticamente el sistema alerta al conductor del peligro y reduce la velocidad del vehículo actuando sobre el sistema de frenos, de forma que se mantiene la distancia de seguridad que haya sido predeterminada. Una vez que el carril queda libre, el sistema acelera el vehículo hasta la velocidad que se haya programado SUBIR

2220 No debiera limitarse a indicar “con el vehículo precedente” ya que la distancia lateral puede ser muy importante, por ejemplo, en el caso de los vehículos de dos ruedas.

Además, el zigzaguear entre vehículos también debiera ser denunciado por no respetar la distancia de seguridad, aunque se puede calificar de conducción negligente o incluso temeraria.

El artículo 54 del RGCir también incluye como infracción grave el que un conductor no mantenga fuera de poblado una distancia con el vehículo que le precede que le permita ser adelantado con seguridad.

Si en una rampa está un vehículo detenido por otros vehículos, una señal de stop o un semáforo en rojo y al arrancar se va hacia atrás y colisiona con un vehículo situado detrás, este último no sería culpable por no mantener la distancia de seguridad, ya que el art.13 del TRLTSV (Normas generales de conducción) señala que el conductor debe estar en todo momento en condiciones de controlar su vehículo y al fin y al cabo el que golpea es el vehículo que está delante y el que está detrás siempre mantiene la misma distancia de seguridad y por ello no sería de aplicación el art. 22.2 de la Ley.

En Alemania circular demasiado cerca del vehículo que va delante por el mismo carril puede ser un delito de coacción castigado por el art. 240 del Código Penal. SUBIR

2221 Real Decreto 920/2017, de 23 de octubre, por el que se regula la inspección técnica de vehículos. Real Decreto 563/2017, de 2 de junio, por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulan en territorio español (BOE núm. 137, de 9 de junio).

El artículo 7.3 del Real Decreto 920/2017, determina que la inspección previa a la matriculación y la periódica que corresponde a los vehículos automóviles y remolques pertenecientes a las Fuerzas Armadas y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Parque Móvil del Estado y Cuerpos de Policía dependientes de las comunidades autónomas se podrá llevar a cabo por los propios organismos encargados de su mantenimiento y utilización. Para hacer realidad esto, se han publicado las siguientes disposiciones;

  • Orden PCI/881/2019, de 2 de agosto, por la que se regula la inspección técnica de los vehículos de la Dirección General de la Policía (BOE núm. 192, de 12 de agosto).
  • Orden PRE/92/2010, de 22 de enero, por la que se establecen las normas para la Inspección Técnica de Vehículos Automóviles y Remolques de la Guardia Civil (BOE núm. 25, de 29 de enero).
  • Orden de 14 de abril de 1999 por la que se regula la Inspección Técnica de los Vehículos del Parque Móvil del Estado (BOE núm. 95, de 21 de abril).
  • Orden de 13 de noviembre de 1996 por la que se establecen las normas para la inspección técnica de vehículos automóviles y remolques pertenecientes a las Fuerzas Armadas (BOE núm. 280, de 20 de noviembre). SUBIR
2222 Los defectos observados, en un vehículo mientras circula, son sancionados por los agentes de tráfico como infracciones graves o muy graves. Esas infracciones y su correspondiente sanción aparecen en la Guía Codificada de Infracciones que actualiza regularmente la DGT.

Este apartado sería de aplicación, por ejemplo, cuando se carezca, por avería, de alguna luz de freno, de cruce o se circule con neumáticos que tengan menos de 1,6 mm de profundidad en sus ranuras. Sin embargo, ni la normativa ni la Guía codificada de Tráfico sancionan ir con los neumáticos inflados por debajo o por encima de la recomendación del fabricante.

Debemos tener en cuenta que la profundidad de 1,6 mm que exige el Apartado II del Anexo VII del RGV sólo se aplica a las categorías de vehículos M1, N1, O1 y O2, es decir, están excluidas las motocicletas y los ciclomotores. Estas categorías figuran en el Reglamento (UE) núm.2018/858 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de mayo de 2018.

Es curioso que los agentes de tráfico no pueden sancionar a un motorista si le queda algo de dibujo en las ruedas, pero si tiene que pasar la ITV, la inspección resultará desfavorable y si circula sin haber solucionado los defectos ni pasado favorablemente una nueva inspección, el agente sí que le podrá sancionar ya que un vehículo con la ITV desfavorable no puede circular. Según la Guía codificada de Infracciones de Tráfico, circular con un vehículo cuya inspección técnica ha resultado desfavorable, es una infracción grave y es muy grave si circula habiendo transcurrido más de dos meses sin volver a pasar la inspección.

También podría ser inmovilizado por el art. 104 a y b) del TRLTSV:

  • a) El vehículo (…) o se incumplan las condiciones de la autorización que habilita su circulación (si circula sin haber sido subsanadas las deficiencias detectadas en la ITV y realizado una nueva inspección con resultado favorable, se vulneran las condiciones para circular).
  • b) El vehículo presente deficiencias que constituyan un riesgo especialmente grave para la seguridad vial. (Una vez que la ITV consideró desfavorable la falta de dibujo en la banda de rodadura de una moto, los agentes de tráfico ya podrían inmovilizarla si sigue circulando en esas condiciones).

Por su parte el “Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV” que actualiza también regularmente el Ministerio de Industria (última versión vigente desde el 30.04.2020), detalla lo que se considera un defecto leve, grave y muy grave en el estado del vehículo cuando es inspeccionado en una estación ITV. Sería muy interesante que coincidiesen las apreciaciones de las estaciones ITV con la sanción que luego se aplica en las vías públicas.

Según el punto 8.3 del Manual de Procedimiento de las ITV, salvo la existencia de cables al descubierto, grietas o un peligro de reventón inminente, lo que se considera un defecto muy grave (asociado a una infracción de igual tipo con 500 € de multa), cualquier defecto como una ampolla, un desgaste irregular o excesivo, la inexistencia de marcas de homologación o unas dimensiones incorrectas, entre otras muchas situaciones, se consideran defectos graves castigados con 200 € de multa. SUBIR

2223 Sería, por ejemplo, no llevar rueda de repuesto o kit antipinchazos en un turismo. Sin embargo, no está prevista ninguna sanción por no llevar una rueda de repuesto para el remolque, aunque naturalmente estás ruedas también se pinchan. El Anexo XII, apartado 1 señala que sólo tienen obligación de llevar esta rueda los turismos, así como los vehículos mixtos y los automóviles destinados al transporte de mercancías, estos dos últimos de masa máxima autorizada no superior a 3.500 kg, excepto los vehículos de tres ruedas y cuatriciclos.

Estos vehículos también serían denunciados si no llevasen los triángulos de preseñalización de peligro o careciesen de chalecos de alta visibilidad.

Este apartado también es utilizado en la Guía Codificada de Infracciones de Tráfico para calificar como grave llevar instalada una protección de la carga que pueda dañar a los ocupantes en caso de ser proyectada, en un vehículo autorizado para transportar simultáneamente personas y carga, o bien por carecer de dicha protección.

Este apartado debiera aclarar que no se considera que un vehículo circula, hasta la primera salida, incumpliendo las condiciones técnicas reglamentariamente establecidas cuando lo hace por una autovía o autopista a velocidad anormalmente reducida a causa de una avería. SUBIR

2224 Es curioso que siendo una infracción grave no diga “que incumpla gravemente las condiciones técnicas” y reserve esta redacción para el art. 77.ll) donde debería decir “especialmente graves”. SUBIR
2225 La Instrucción 10/VS de la Dirección General de Tráfico de fecha 14 de abril de 2010, referida a la retirada de los permisos y licencias de circulación por tener la inspección técnica de vehículos caducada indicó que a partir del 01 de mayo de 2010, fecha de entrada en vigor de la Instrucción, los agentes encargados de la vigilancia del tráfico deberán sustituir y entregar al conductor el nuevo modelo de volante cuando sorprendan a un vehículo que no haya pasado la correspondiente inspección técnica. La principal novedad de la instrucción es que a partir de primeros de mayo de aquel año los agentes debían dejar de retirar el permiso o la licencia de circulación de los vehículos para su remisión a la Jefatura Provincial de Tráfico en los casos en los que la inspección técnica se encontrase caducada. Lo que no deja de sorprender ya que una Instrucción modifica el contenido de un Reglamento contrariando el principio de jerarquía normativa. SUBIR
2226 Es difícil de entender que se sancione con el mismo importe a un ciclomotor que a un autobús o a un camión por tener la ITV caducada cuando circula. SUBIR
2227 Esta infracción figura también en el art. 10.2 TRLTSV. No debieran figurar en la ley disposiciones que nadie cumple y por las que nadie es sancionado. Si un conductor inicia la marcha desde una plaza de estacionamiento en la calle, un agente que observase que no ha comprobado que las matrículas de su vehículo están legibles tendría que denunciarlo y no lo hace porque aplica el sentido común y entiende que lo que se debe denunciar es que no estén legibles, no el hecho de no comprobar este extremo. SUBIR
2228 La escasa cuantía económica que supone esta infracción grave y el hecho de poder pagarla con descuento puede invitar a conductores incívicos a circular a gran velocidad, después de hacer ilegible la matrícula, por lugares donde están situados radares fijos. Si son detectados y no los paran, evitan pagar por exceso de velocidad. (Hay que tener en cuenta que los sistemas de vigilancia del tráfico se basan en la lectura de la placa de matrícula o la fotografían) y si los paran y son denunciados, retiran aquello que impide leer la matrícula y pueden seguir circulando.

Sin embargo, la DGT informó a los agentes de tráfico que si estimaban que la matrícula había sido ocultada a propósito, podían acogerse al artículo 65.5h) de la LTSV [ahora el 77h) del TRLTSV] donde se señalaba que era una infracción muy grave “conducir vehículos que tengan instalados inhibidores de radares o cinemómetros o cualesquiera otros mecanismos encaminados a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico”, aunque realmente al no tratarse de un “mecanismo” quedan dudas de si se puede aplicar (Instrucción DGT 07/S-89).

Mientras que el artículo 104.1.j) dedicado a la inmovilización de vehículos se habla de “mecanismos” y “sistemas”, en este artículo se han olvidado de la palabra “sistemas”, aunque al incluir “que esté dotado” hace que también produzca dudas si embadurnar una matrícula se incluye dentro de la expresión “dotado de un sistema o mecanismo”.

Además, nos encontramos con la contradicción de que circular con una matrícula falsa es delito (art. 390 CP) y circular sin ella es infracción administrativa, tal como nos recuerda la Guía Codificada de Infracciones de la DGT, donde informa que no llevar las placas en la forma establecida reglamentariamente se debe denunciar por el art. 49 RGV y se trata de una infracción grave.

También podemos decir, en esta ocasión, que la redacción era mucho más clara en la Ley de 9 de mayo de 1950, sobre uso y circulación de vehículos de motor (código penal del automóvil), ya que en su artículo cuarto establecía que: “El que condujere un vehículo de motor con placa de matrícula falsa, o distinta de la debida, o alterada o hecha ilegible, o el que no llevare ninguna, será castigado con la pena de prisión menor o multa de mil a cincuenta mil pesetas”  SUBIR

2229 Al citar el término “dificulten” sería de aplicación cuando se careciese o no funcionasen las luces de iluminación de la matrícula (art. 103 RGCir).

Además del uso de lacas para que reflejen los flashes de las cámaras (ese truco no funciona, al menos, con los cinemómetros actuales), ahora se están utilizando unos adhesivos negros con idéntica forma a los números y letras de la placa. Colocados sobre ellos los convierten en invisibles ante las cámaras. Por ello, la Guardia Civil está llevando a cabo una serie de controles para acabar con esta irregularidad. SUBIR

2230 Aquí además de la sanción por no identificarse ante el agente, sería infracción grave negarse a dar los datos del vehículo por parte de un conductor implicado en un accidente a otros afectados, cuando estos lo solicitasen. Es curioso que los datos del vehículo los tengan que haber solicitado previamente los afectados.

Esta infracción también está contemplada en el art. 129.f) RGCir. SUBIR

2231 Es una infracción también al art. 14 RGCir. No se refiere solamente a la caída de la carga que va en el exterior de un vehículo sino también a la que va, por ejemplo, en los asientos, tal como se puede ver en el art. 13.2 TRLTSV. Sin embargo, no ha tenido en cuenta la totalidad del contenido de ese apartado y no considera grave que el animal interfiera en la conducción

En los controles rutinarios a camiones y vehículos de transporte profesional por parte de la ATGC, el 7,5% de las infracciones al transporte profesional fueron puestas por mal posicionamiento de la carga y por su deficiente sujeción. FORMASTER (Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial), ha calculado que el 22% de los vehículos de transporte profesional que posicionan o sujetan la carga de manera incorrecta puede llegar a sufrir un accidente con víctimas en carretera.

Con el objetivo de bajar la siniestralidad y de mejorar la seguridad de las carreteras, desde el 20.05.2018, el Real Decreto 563/2017, de 2 de junio, por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulan en territorio español (BOE núm. 137, de 9 de junio) permite comprobar si la carga está sujeta de forma segura y no supone un riesgo para la vida, la salud, la propiedad o el medio ambiente. En el Anexo III se habla de los principios aplicables a la sujeción de la carga y su Inspección

Para complementar este RD, la DGT publicó el 19 de junio de 2018 la Instrucción 18/TV-103, clarificando el régimen la responsabilidades en la estiba de la mercancía a bordo del vehículo, tomando como referencia la vigente legislación en materia de contratación de transporte, que atribuye la responsabilidad de las labores de carga de la mercancía en el vehículo a la empresa cargadora, salvo pacto expreso en contrario antes de realizar la carga, así como en el transporte de paquetería o carga fraccionada en que tal responsabilidad se atribuye al transportista en todo caso.

En España, tal como indica el art. 15.4 RGCir, en los vehículos de anchura inferior a un metro la carga no deberá sobresalir lateralmente más de 0,50 metros a cada lado de su eje longitudinal. No podrá sobresalir por la extremidad anterior, ni más de 0,25 metros por la posterior. No está regulada de forma distinta que en otros vehículos la altura de esos compartimentos de carga, que normalmente consisten en maletines o alforjas. La Comisión Europa publicó en 2014 la “Guía europea de mejores prácticas sobre sujeción de cargas para el transporte de carreteras” (debiera haber dicho: “durante el transporte por carretera”) un documento muy completo que debieran consultar todos los transportistas

En algunos países como, por ejemplo, en Argentina, se obliga a los conductores de motocicletas a repartir la carga en sus maletines laterales para que lleven aproximadamente el mismo peso. SUBIR

2232 En este apartado se olvidó el legislador que puede no haber peligro de caída, pero si peligro de desprendimiento. La aseguradora alemana Allianz Deutschland AG, publicó un informe el 28.04.2015, sobre pruebas de colisión en autopista (https://www.allianzdeutschland.de/pedelec-crashtest-fahrradtraeger-sindunsicher/id_73763110/index) de turismos que llevaban bicicletas sobre un soporte encima de la baca y comprobó que algunos sistemas de sujeción no fueron suficientes para evitar que la bicicleta se desprendiese y saliese disparada. Por ello recomienda soportes de calidad, especialmente para las bicicletas eléctricas, ya que tienen más peso y en la medida de lo posible debe darse prioridad al transporte en la parte posterior del vehículo. También recomienda que en las paradas se compruebe que todos los anclajes estén intactos. Por ello este apartado debiera decir: “con riesgo de caída o desprendimiento” SUBIR
2233 Parece como si este artículo hubiese sido objeto de una lectura superficial por parte de sus redactores. En el apartado n) dice: “Arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios o accidentes, o que obstaculicen la libre circulación y eso se castiga igual que el apartado r) “Conducir vehículos con la carga mal acondicionada o con peligro de caída”, lo que no tiene ningún sentido ya que en uno hay dolo y en el otro, negligencia.

Igual que conducción negligente es infracción grave y conducción temeraria es infracción muy grave, el hecho de arrojar a la vía objetos que puedan producir accidentes debía ser considerada infracción muy grave. SUBIR

2234 Por ejemplo, por estar inmovilizado. SUBIR
2235 La única sanción de suspensión de una autorización administrativa figura en el art. 80.3 TRLTSV, que se ocupa de los tipos de sanciones, como respuesta a la infracción muy grave del art. 77 q) TRLTSV, por incumplir las normas sobre el régimen de autorización y funcionamiento de los centros de enseñanza y formación y de acreditación de los centros de reconocimiento de conductores.

Lo que sí está prevista es la “suspensión cautelar” cuando el mantenimiento de la autorización entrañe un grave peligro para la seguridad del tráfico, tal como dispone el art. 72 TRLTSV. La “suspensión cautelar” ya figuraba en la Base 7ª de la Ley 18/1989 de Bases de Bases sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Con la aprobación del TRLTSV desapareció la previsión que en la última versión de la LTSV establecía, en el art. 71.7 y en el marco del procedimiento sancionador que “La competencia para imponer la suspensión del permiso o licencia de conducción o de circulación corresponde, en todo caso, al Jefe Provincial de Tráfico.”

Es decir, no cabe ya como sanción la suspensión ni del permiso para conducir ni del permiso de circulación, pero es evidente que la suspensión de ambos permisos o autorizaciones cabe adoptarla como medida cautelar. En concreto, en el seno de un procedimiento de nulidad, lesividad o pérdida de vigencia de tales autorizaciones (art. 72). De modo que, y esto es lo relevante, se puede circular con un vehículo cuyo permiso de circulación está suspendido y, por tanto, se puede cometer dicha infracción, que se tipifica como grave y se sanciona con 200 euros (que se pueden incrementar un 30%) y la pérdida de 4 puntos (Anexo II, apartado 19). SUBIR

2236 Para comentario ler el artículo ” Infracción por ocupación excesiva del vehículo

Infracción por ocupación excesiva del vehículo

SUBIR 323

2237 Esta infracción figura también en el art. 11.1.b) TRLTSV. El sancionado, en este caso, es el titular del vehículo siempre que no pueda demostrar que trató de impedirlo. Eso lo sabemos porque el artículo 9 bis) de la ley 18/2009 indicaba que esta era una responsabilidad del titular mientras que ahora lo tenemos que deducir y por eso no tiene mucho sentido que un conductor que alquiló un coche, si deja conducirlo a una persona que carece de permiso, quede sin sanción, al no ser el titular. La Guía Codificada de Infracciones de la DGT, tampoco es muy coherente y contempla como infractores al titular, al conductor habitual y al arrendatario a largo plazo, pero no al conductor que alquila el automóvil ni al arrendatario a corto plazo.

También nos encontramos con que el titular no sería sancionado si la persona a la que permite conducir tiene permiso de conducción, aunque haya perdido todos los puntos ya que la norma se refiere a “quien nunca haya obtenido el permiso”.

En otros lugares, como Florida, es delito y no infracción administrativa “permitir o autorizar que una persona sin licencia conduzca un vehículo automotor” (Manual Oficial 2017, en español, del Departamento de Seguridad Vial y de Vehículos de Motor). SUBIR

2238 El art. 384 del CP considera delito “conducir un vehículo de motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción”.

La Sentencia TS (Sala Segunda) de 26 de abril 2017, Rec. 2114/2016, establece la siguiente doctrina jurisprudencial: «El delito consistente en conducir un vehículo de motor sin haber obtenido nunca la licencia administrativa, y no requiere, por su naturaleza misma, la creación de un riesgo concreto para la seguridad vial; se comete por el propio riesgo generado para la circulación vial al carecer el acusado de las comprobaciones oportunas de las características físicas y la aptitud mental, así como los conocimientos teórico-prácticos que le habiliten para llevar a cabo tal conducción».”

Por su parte el artículo 28 del CP, considera también autor del delito a los que cooperan a su ejecución con un acto sin el cual no se habría efectuado. Sería el caso de un guardacoches o de un amigo que teniendo las llaves del vehículo con ellos y a sabiendas que la persona que pretende conducir está borracha al borde del delito (1,2 gr de alcohol en sangre) le entregan las llaves, permitiendo que conduzca.

Llama la atención el gran número de casos en los que el autor del delito no es el propietario del vehículo con el que se realizó el hecho punible. Suelen ser parientes, aunque en algunos casos se trata de personas jurídicas, cuyos responsables están obligados a comprobar que sus empleados disponen de los permisos y licencias necesarios para conducir vehículos de sus empresas, y finalmente están los casos de las empresas de alquiler de vehículos respecto de sus clientes. SUBIR

2239 Con lo cual esta infracción administrativa no es de aplicación al titular de un vehículo que, sabiendo que el conductor ha perdido la vigencia de su permiso, si no lo tiene caducado, le permite conducirlo. SUBIR
2240 En los Países Bajos está prohibido también permitir que un conductor ebrio pueda conducir un vehículo. En caso de superar 0,5 mg de alcohol por ml de sangre o 220 microgramos por litro en aire espirado. Sería interesante ver la posibilidad de denunciar a los pasajeros de un vehículo particular si el conductor tuviese tal tasa de alcohol, de drogas o combinación de ambos que no pudiesen alegar ignorancia sobre su estado. SUBIR
2241 Véase el Real Decreto 1295/2003, de 17 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento regulador de las escuelas particulares de conductores. SUBIR
2242 Supone también una infracción al art. 20.1 TRLTSV y al art. 38.1 RGCir. Circular en bicicleta por el arcén de una autovía (si estuviese prohibido) o por el de una autopista (siempre está prohibido) sería infracción grave. Los vehículos especiales, que no excedan las masas y dimensiones de los vehículos ordinarios y que puedan desarrollar una velocidad superior a 60 km/h pueden circular por autovías y autopistas, aunque cumpliendo ciertos requisitos (art. 38.3 RGCir).

La Guía codificada de infracciones de tráfico que publica la DGT para ayudar a los agentes a valorar las infracciones se utiliza para rellenar “algunos olvidos” de los legisladores al tipificar las infracciones. Así indica que “circular con animales por autopista o autovía” es infracción grave por el apartado x) del art. 76, que estamos analizando y donde podemos ver que lo único que está tipificado en este apartado es “Circular por autopistas o autovías con vehículos que lo tienen prohibido”. Además, el apartado m) está dedicado a la conducción negligente y por ello en el Codificado de infracciones debiera figurar el apartado x).

Sin embargo, el art. 128 RGCir señala que “Se prohíbe la circulación de animales por autopistas o autovías. Dicha prohibición incluye la circulación de vehículos de tracción animal”.

Y hay que tener tener en cuenta que conforme al art. 25 CE, “nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito, falta o infracción administrativa, según la legislación vigente en aquel momento” y esta exigencia del principio de legalidad también figura en el art. 25 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público “la potestad sancionadora de las Administraciones públicas, se ejercerá cuando haya sido expresamente reconocida por una norma con rango de Ley”, y en el art. 27 de esa misma ley, al referirse al “principio de tipicidad”, establece que: “sólo constituyen infracciones administrativas las vulneraciones del ordenamiento jurídico previstas como tales infracciones por una Ley”. En suma, que es necesario que la ley determine qué concretas vulneraciones del ordenamiento se consideran infracciones administrativas y que tipo de sanción llevan anudadas. SUBIR

2243 Aquí debería haber indicado: “cuando sean utilizados por una colectividad “indeterminada” de usuarios” SUBIR
2244 El infractor podría ser una comunidad de vecinos. Ver la Disposición Adicional Cuarta de la Ley 18/2009, donde se indica: “el Gobierno modificará en el plazo de seis meses el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, en materia de accesibilidad y no discriminación de personas con discapacidad, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación, para introducir en él la obligación de incorporar en los accesos a los aparcamientos y garajes dispositivos que alerten al conductor de la presencia de peatones en las proximidades de la entrada y salida a la vía pública de dichos establecimientos.

2. Reglamentariamente se fijará el plazo gradual de instalación de dichos dispositivos en los garajes y aparcamientos ya existentes atendiendo a su número de plazas”.

El Código Técnico de la Edificación vigente es el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo (BOE núm. 74, de 28 de marzo). Dispone en la Sección SUA 7: “Seguridad frente al riesgo causado por vehículos en movimiento: se limitará el riesgo causado por vehículos en movimiento atendiendo a los tipos de pavimentos y la señalización y protección de las zonas de circulación rodada y de las personas.”

Sin embargo, la falta de instalación de los espejos convexos no sería sancionable por la normativa de tráfico, ya que los mismos no figuran ni en el TRLTSV ni en sus reglamentos. SUBIR

2245 5 La disposición adicional trigésima primera de la Ley 40/2007, de 4 de diciembre, de medidas en materia de Seguridad Social, señala que “Las Administraciones públicas competentes procederán a desarrollar reglamentariamente la obligación de incorporar en los accesos a los aparcamientos y garajes dispositivos que alerten al conductor de la presencia de peatones en las proximidades de la entrada y salida a la vía pública de dichos establecimientos”.

Las SUA (Seguridad de Utilización y Accesibilidad) se consideran documentos básicos (DB) del Código Técnico de Edificación. El Ministerio de Fomento (desde enero de 2020 pasa a denominarse “Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana”) ha publicado una serie de documentos de apoyo (DA) que, aunque no son obligatorios, conforman, junto con el texto articulado del Código, el marco regulador aplicable. Estos documentos básicos comentan las SUA. La última versión de estos comentarios es del 29.06. 2018. https://www.codigotecnico.org/images/stories/pdf/seguridadUtilizacion/DccSUA.pdf

Establecen en la SUA 7 que “En los accesos de vehículos a viales exteriores desde establecimientos “de uso Aparcamiento” se dispondrán dispositivos que alerten al conductor de la presencia de peatones en las proximidades de dichos accesos. Los dispositivos de alerta pueden consistir en espejos, detectores de movimiento, indicadores luminosos de presencia, etc.” SUBIR

2246 Falla la redacción ya que debía añadir “reglamentariamente”. Además, nos encontramos con que un turismo podría circular con otro turismo en paralelo o incluso con un ciclomotor o un ciclo porque no lo tienen prohibido. Al menos no está contemplada esta prohibición ni en el art. 36 TRLTSV ni en el Capítulo VII del RGCir. SUBIR

 

Home 9 BLOG 9 Comentarios Texto refundido Ley de Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad vial Art. 76b

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

N

Recibe notificaciones por correo electrónico cuando haya nuevo contenido disponible.