Las distracciones favorecen el riesgo del accidente

por | May 4, 2022

Home 9 BLOG 9 Las distracciones favorecen el riesgo del accidente

Las distracciones favorecen el riesgo del accidente. ¡Siempre atentos!

Unidad 5. Parte 1.


 

Las distracciones favorecen el riesgo del accidente

Las distracciones favorecen el riesgo del accidente

 

Que las distracciones favorecen el riesgo del accidente es una afirmación bastante obvia. Las distracciones en los usuarios de las vías son un factor de riesgo muy importante, que propicia dema­siados problemas de convivencia y son la causa de muchos siniestros. Los jóvenes y adolescentes no se libran de los despistes como peatones y conductores de bicicletas, patines o ciclomotores, pues el uso de los teléfonos y de los demás utensilios tecnológicos favorece estas conductas disruptivas cuando son usa­das paralelamente con el uso de las aceras y de las vías.

Si circulamos distraídos cuando actuamos como peatones, ciclistas o ciclomotoristas, sin valorar los niveles de atención y concentración necesarios, po­demos tener el riesgo de sufrir un accidente. ¡Las distracciones aumentan significativamente los ries­gos y la carencia de seguridad.

No pienses que las distracciones son solamente una parcela de los más pequeños, de las personas ma­yores o de los conductores. Como en la vida misma, todos tenemos faltas de atención, despistes o difi­cultades a la hora de centrar nuestros intereses en aspectos ajenos a la acción que estamos ejecutan­do y decimos que nos hemos distraído, despistado o que no nos hemos dado cuenta.

Todas las investigaciones realizadas sobre las dis­tracciones, insisten en que la falta de atención, tie­ne consecuencias y, en el caso de la movilidad de peatones, conductores o viajeros, las distracciones se suelen traducir en accidentes que producen le­siones, e incluso la pérdida de la vida, tanto para la persona que se distrae como para los que se han visto implicados por esta falta de atención que pro­voca el siniestro. Actualmente, cuando circulamos como peatones o conductores (en nuestro caso, por la edad, conductores de patines, bicicletas o ciclo­motores), el uso inadecuado del móvil es el origen de las distracciones y el causante de muchos acci­dentes de tráfico.

 


TE PUEDE INTERESAR:

 

Estas distracciones con el móvil se producen cuan­do enviamos o recibimos llamadas, o mensajes de texto, con el uso del Whatsapp, el uso de auricu­lares, al usar las redes sociales, cuando hacemos fotos vídeos o un selfie, ir escuchando música (so­bre todo cuando se hace a demasiado volumen) o dejarse arrastrar por la inercia de las personas que cruzan mal.

Si valoramos la seguridad personal y la de los de­más usuarios de las vías, debemos ser consciente de los posibles peligros que producen este tipo de distracciones y saber tomar decisiones para dejar de usar el móvil y así evitar las distracciones cuando usamos la calle y los cruces como peatón, ciclista o ciclomotorista.

Algunos reconocen que, a veces, cuando cruzan un a calle no miran por si vienen los coches o si el semáforo está en verde y que cruzan totalmente dis­traídos. Son los denominados peatones tecnológi­cos. No son conscientes de que, con esta actitud, el riesgo de sufrir o de provocar un accidente se dispara.

La falta de atención disminuye si usamos estos dis­tractores y la posibilidad de llevarnos un susto o su­frir un accidente se incrementa por cuatro.

Esta Unidad Didáctica tratará de plantear el problema de las distracciones, ayudar a los alumnos a que perciban los riesgos que ocasionan y la posibili­dad de que pueda finalizar en un siniestro.

 

Objetivos generales:

 

  1. Percibir el riesgo que implican las distracciones como peatón, ciclista o ciclomotorista.
  2. Conocer los datos estadísticos y las consecuencias de las distracciones.
  3. Ampliar los conceptos teóricos de atención y distracción
  4. Identificar los elementos, factores y actitudes que provocan las distracciones.
  5. Valorar los peligros que puede ocasionar el uso del móvil y cascos usándolos como peatón, ciclista o ciclomotorista
  6. Experimentar el efecto y consecuencias de simultanear varias acciones cuando vamos como peatones o conduciendo la bicicleta o el ciclomotor.

 

Contenidos

 

  • El concepto de atención, concentración y distracción.
  • Las consecuencias de las distracciones.
  • El desarrollo de actitudes, valores y competencias como peatón, ciclista o ciclomotorista.
  • Investigación y experimentación sobre este tema.

 

 

Actitudes y valores

 

Seguiremos trabajando las actitudes de atención, prevención, percepción del riesgo, comportamientos adecuados y los valores de prudencia, responsabilidad y respeto hacia las señales y al resto de usuarios de las vías en las calles y aceras…. ya que : las distracciones favorecen el riesgo del accidente

 

Los criterios de evaluación

 

  • Que sepan percibir el riesgo que implican las distracciones como peatón, ciclista o ciclomotorista.
  • Que conozcan los datos estadísticos y las consecuencias de las distracciones.
  • Ampliar información sobre los conceptos de atención y distracción.
  • Que sepan identificar los elementos, factores y actitudes que provocan las distracciones.
  • Que sepan valorar los peligros que puede ocasionar el uso del móvil y cascos, usándolos como peatón, ciclista o ciclomotorista.
  • Realizar experimenten los efectos y consecuencias al simultanear varias acciones cuando van como peatones, conduciendo la bicicleta o el ciclomotor y que sepan sacar conclusiones o propuestas para poder mejorar el nivel de atención.

 

 

 


¿Qué entendemos por distracción?

 

 

Nuestro diccionario define el término distracción como la acción y efecto de distraer. Se refiere a entretener, divertir o apartar la aten­ción (dejar de atraer) de alguien hacia lo que estaba haciendo. Una de las manifestaciones mayores de las distracciones es la ausencia de la atención y de la concentración para poder hacer una actividad o acto con garantías de éxito y ausencia de fracaso o peligro, es decir, la des­conexión que hacemos entre nuestra realidad y la realidad del entorno en el que nos movemos.

Aplicando este término al ámbito de las acciones de movilidad como peatones, conductores o viajeros, podemos enumerar algunas de las causas y consecuencias que proviene de la falta de atención y concen­tración en nuestros comportamientos viales.

 

Tenemos pérdidas de atención, en mayor o menor grado cuando:

    • Hablamos por el teléfono, subir o bajar el volumen …
    • Comer o beber, sobre todo cuando actuamos como conductores.
    • Buscar cualquier tipo de objeto que se necesite.
    • Ir cantando o hablando alto con otros de los pasajeros, pues des­pistamos al conductor.
    • Ir mirándose en el espejo retrovisor.
    • Llevar los auriculares puestos que nos restan información auditiva del entorno.
    • Ir grabando vídeos, haciendo fotos o selfie.
    • Dejarnos llevar por la inercia de los demás, si la acción es o no correcta.
    • Desviar nuestra atención hacia otros temas, problemas o situacio­nes.

 

Observa un vídeo de una campaña en la televisión inglesa. El tema central está relacionado con el mal uso del móvil por parte de una joven que va conduciendo. Es de extrema dureza, pero representa la reali­dad de uno de los muchos accidentes y secuelas que se producen por distracciones del conductor. Aunque nos resulte desagradable, con­viene que lo veamos y lleguemos a tomar algunas conclusiones. Lo lamentable no es la dureza del accidente y sí lo es cuando comproba­mos que se podía haber evitado tomando una simple medida: haber sido consciente del riesgo y conducir sin usar el móvil.

Para evitar los accidentes, lo mejor es prevenir y percibir los riesgos que implican una mala acción o comportamiento. Este vídeo es un buen ejemplo.

 

Tremendo choque por usar celular SPOT TV INGLATERRA
Ver este vídeo en YouTube.

 

 

Cuando hayas terminado de ver el vídeo anterior, te animamos a con­testar a estas preguntas:
  • Escribe las causas principales que provocaron el accidente por parte de la conductora y de las amigas que le acompañaban. ¿Hicieron algo mal? ………………………………………………………………………………………………….
  • ¿Te has dado cuenta de cuál fue la primera consecuencia que se pro­dujo por ir distraída la conductora usando el móvil?:
  • Primero se distrae, después………………………… y luego se produce el accidente.
  • ¿Qué relación contradictoria ves en el plano donde aparece el cartel de bienvenida la ciudad de TREDEGAR y los coches que han estado implicados en el accidente?……………………………………………..
  • ¿Qué consecuencias negativas estimas que se derivan de este acci­dente?
    • En las personas que causaron el accidente: ……………………………………..
    • En las personas que se vieron implicados sin tener culpa alguna: …………………………………………….
    • La prestación de servicios: (señala los que han intervenido)………….. …………………………………………….
    • Gastos económicos: …………………………………………….
  • ¿Crees que este accidente se podía haber evitado? Argumenta tu res­puesta. …………………………………………….

 

 

 


Estadísticas sobre los accidentes por distracción

 

 

Todas las distracciones pueden afectar a la seguridad vial, pero el he­cho de que el uso del móvil se haya generalizado, como ya hemos venido reflejando, en ocasiones, puede propiciar ciertos riesgos o pro­blemas para la circulación.

 

Según las estadísticas, los datos relativos a la distracción:

 

Aparece como un factor concurrente en un 39% de los accidentes con víctimas.

Son más frecuentes y peligrosas en las carreteras que en las ciu­dades, siendo esta proporción del 45% en las vías interurbanas y 34% en las urbanas.

Siempre en estado máximo de alerta: uno de los motivos más frecuen­tes que producen las distracciones es la mala utilización del teléfono móvil. En consecuencia, nuestra postura será: “Evitar el uso del móvil y prestar mucha atención mientras caminamos o conducimos y atender el móvil en otros momentos.

Ahora te invitamos a ver una de las campañas francesas para concien­ciar a los peatones sobre los riesgos de cruzar una calle, de forma des­pistada o sin respetar el semáforo cuando está en rojo.

Está realizada con un simulador que produce la frenada de un coche, graba la cara de reacción del infractor y emite unos mensajes de con­cienciación para cambiar esa mala conducta:

    • Una pequeña acción/infracción puede tener consecuencias gran­des.
    • No asuma el riesgo de tener la muerte en frente.
    • Cruce respetando los semáforos.

 

 

Les passages pour piétons
Ver este vídeo en YouTube.

 

¡RECUERDA!
    • Como peatón o conductor siempre el nivel de atención debe ser alto y constante.
    • Evitar las distracciones es sinónimo de seguridad. ¡Ojo al cru­zar las calles o carreteras!
    • El móvil facilita las distracciones cuando circulamos como peatón, ciclista o ciclomotorista.
    • No asumamos riesgos innecesarios y accidentes que se pue­den evitar previamente.
    • Elevemos los niveles de atención en condiciones adversas: nocturnidad, lluvia, niebla, humo…
    • Mejor prevenir que lamentar los fallos por falta de atención.

 

Según el Reglamento General de Circulación, no está permitido cir­cular en bicicleta utilizando el teléfono móvil o haciendo uso de uno o varios auriculares. Además de los riesgos que se corre, el incum­plimiento de esta norma conlleva el pago de una multa de 200 euros. Tampoco está permitido cruzar una calle de forma antirreglamentaria, sin respetar las normas y señales, lo que puede suponer una sanción de hasta 60 euros.

 

 


Las distracciones como el origen de un accidente

 

 

En primer lugar, insistiremos, una vez más, sobre la importancia de que siempre percibamos con claridad los peligros y consecuencias que se derivan de la falta de atención, cuando caminamos o conduci­mos un vehículo.

Hay factores que, de forma aislada o concurrente favorecen el déficit de atención, como puedes ver algunos de ellos en la imagen siguiente:

    1. Los despistes, hasta el punto de poder olvidar que se va condu­ciendo, cruzando una calle o paseando.
    2. No percibimos los posibles riesgos que se corre como peatón, ci­clista o ciclomotorista.
    3. Usar el móvil para llamar, responder, whatsapear…
    4. Haber consumido alcohol u otras drogas.
    5. Ir leyendo o consultando un mapa mientras conduces o caminas.
    6. Ir fumando cuando conduces la bicicleta o el ciclomotor.
    7. Perder de vista la calle por la que circulas y desviar la vista hacia otros espacios.

 

Mirar al cruzar

Las distracciones favorecen el riesgo del accidente

Las dos frases que se han destacado, deben recordarnos siempre que el uso del móvil ha de ser adaptado a las acciones que estemos de­sarrollando. Que hay momentos y circunstancias que es mejor y más seguro dejarlo en el bolsillo y usarlo cuando el posible riesgo haya desaparecido.

Considera que, si no eres consciente y no percibes con antelación que puedes correr riesgos por falta de atención, eres un candidato ideal para provocar o sufrir un accidente que te ocasione lesiones a ti o a los que se ven inmersos en esa acción que has provocado.

 

¡RECUERDA!

Cuando nos ponemos a cruzar por un paso de peatones, nos enfrentamos a una acción peligrosa si no se realiza de forma co­rrecta y segura. Ante un posible peligro, un buen peatón debe tener en cuenta una serie de pautas y poner en alerta todas las alarmas: observar, ver, oír, intuir y siempre prestando la máxima atención. Hay que recordar que el cruce más seguro es el que se realizar por las zonas habilitadas para peatones y que hay que mirar siempre a ambos lados de la calzada y carretera. Además de no aislarnos del entorno con el uso del móvil y los auriculares. Recuerda que las distracciones favorecen el riesgo del accidente

Del mismo modo, con la bicicleta o el ciclomotor siempre de­bemos extremar las precauciones y elevar el nivel de atención máxima para evitar que ocurra un siniestro por culpa de una dis­tracción, que aunque sea pequeña, puede derivar en graves pe­ligros. Recuerda que el móvil no es compatible en la calle y al conducir una bicicleta o ciclomotor. Mejor utilizarlo en lugares más seguros y con menor riesgo.

 

 

 

CARLOS V. ESCRICH BLAT  Perito Judicial.

 

 

VER EXPERIENCIA DE CARLOS

Seguridad Vial.

Investigación y Reconstrucción de Accidentes de Tráfico.

Biomecánica Forense.

Experto en Seguros.

Perito de Seguros DGS.

Experto en Investigación Electrónica de Vehículos.

Peritación y Tasación de Automóviles.

Peritación y Tasación de Motocicletas.

Electricidad y Siniestros Eléctricos de Vehículos.

Técnico en Garantías de Talleres de Reparación de Vehículos Automóviles.

Investigación de Incendios de Vehículos Automóviles.

Vehículos Inundados.

Averías Mecánicas.

Responsable Técnico de Taller de Carrocería y Pintura.

Responsable Técnico de Taller de Mecánica y Electricidad de Automóviles y Motocicletas.

Diagnosis Electrónica de Vehículos.

Valoración y Peritación de Embarcaciones de Recreo.

Técnico en Valoración de Vehículos Automóviles Particulares/Profesionales y su Lucro Cesante.

Experto en Vehículos Eléctricos y Estaciones de Recarga.

Home 9 BLOG 9 Las distracciones favorecen el riesgo del accidente

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

N

Recibe notificaciones por correo electrónico cuando haya nuevo contenido disponible.