Características y circunstancias del conductor (II)

por | Dic 20, 2021

Home 9 Enseñanza práctica de la conducción 9 GUÍA B 9 Características y circunstancias del conductor (II)

Características y circunstancias del conductor (II)


 

Características y circunstancias del conductor II. Imagen cortesía de Barna Bartis en Unsplash

 

 



 

Continuamos tratando el tema de las características y circunstancias del conductor, factores de vital importancia a considerar antes de iniciar nuestras clases prácticas en la autoescuela.

Evalúa los conceptos que expondremos a continuación y repasa en tu libro de teórica los temas relacionados con el estado físico del conductor, el sentido de la vista y el oído, las distracciones, los factores que influyen en las actitudes psicofísicas, el alcohol y otras drogas, y el vestuario del conductor.

CARACTERÍSTICAS Y CIRCUNSTANCIAS DEL CONDUCTOR

 


Conocimiento de las normas y señales

Aunque hayas superado el examen teórico no estaría de más volver a tu libro y realizar algunos cuestionarios (test). Muchos alumnos se deshacen de él en cuanto aprueban el examen teórico. ¡Qué error! Si quieres tener éxito en la prueba de circulación deberás volver a estudiar tu manual de teórica para refrescar tus conocimientos. Gran parte de los suspensos en el examen práctico se deben a que los alumnos cometen graves errores relacionados con las normas y las señales, tales como confundir STOP y CEDA EL PASO; no detenerse ante un STOP situado al lado de un semáforo amarillo intermitente; utilizar indebidamente un CARRIL BUS o invadir los carriles de sentido contrario al realizar giros a la izquierda. Sí, querido lector, debes regresar a tu libro de teórica. Incluso después de haber obtenido tu permiso, tendrás que mantenerte al día ante cualquier novedad que se produzca en materia de normativa vial.

Normas y excepciones

Es necesario distinguir normas y excepciones. La norma general enseña que un semáforo en verde te permite continuar la marcha, excepto cuando vayas a quedarte detenido, obstaculizando una intersección o un paso para peatones. Son muchas las normas que admiten excepciones, y debes conocer ambas.

Contradicción o complementación

Un semáforo en verde junto a una señal de Detención Obligatoria (STOP) representa un ejemplo de contradicción y deberás aplicar el orden de prioridad entre señales. Recuerda el truco «abajo se ve mar».

  1. Agentes.
  2. Balizamiento y circunstanciales.
  3. Semáforos.
  4. Verticales.
  5. Marcas viales.

La luz verde del semáforo prevalece sobre el STOP (señal vertical). Otra situación bien distinta sería encontrarse un semáforo con luz amarilla intermitente junto a un STOP, pues no se trataría de una contradicción, sino de una complementación. El Reglamento enseña: «Una luz amarilla intermitente o dos luces amarillas alternativamente intermitentes obligan a los conductores a extremar la precaución y, en su caso, ceder el paso. Además, no eximen del cumplimiento de otras señales que obliguen a detenerse».

 


Control

 

Control de los pensamientos y emociones

La inteligencia emocional se manifiesta a través del autocontrol. Un sujeto al volante que arde en ira o es gobernado por la impaciencia, origina innumerables riesgos. Conducir con seguridad implica mantener el control sobre sí mismo. No podemos controlar lo que otros hacen, pero sí lo que nosotros hacemos. No pretendemos extinguir las emociones, sino regularlas.

Control del vehículo

Uno de los propósitos de tu formación es que llegues a controlar el vehículo con seguridad. El examinador valorará este aspecto. Durante tu evaluación se presentarán situaciones en las que tendrás que mostrar que tú dominas el coche, y no al contrario. Giros hacia calles estrechas; vehículos que frenan ante ti con brusquedad; peatones que cruzan por donde no debieran… Estas circunstancias pondrán a prueba tu pericia y mostrarán si eres un conductor seguro.

 


Depresión

 

No es lo mismo deprimirse puntualmente que sufrir un mal crónico. En esta última circunstancia deberás pedir ayuda, pues la depresión puede acarrear graves consecuencias.

∗ Autoevaluación

    • ¿Padeces depresión?
    • ¿Te falta el ánimo y la energía?
    • ¿Sientes vacío interior o una tristeza infundada?

 


Drogas

 

Lo dicho acerca del alcohol es aplicable a las drogas. Pedir ayuda no es cuestión de debilidad, sino de responsabilidad.

∗ Autoevaluación

    • ¿Tienes dificultades con las drogas?
    • ¿Estarías dispuesto a solicitar ayuda para abandonar tu adicción?

 


Emociones

 

Según el libro Psicología aplicada a la conducción (DGT 2017), «una emoción es un estado anímico como respuesta al ambiente que nos rodea… y viene determinada por la interpretación que damos a un determinado estímulo». La alegría, la tristeza o la ira condicionan la conducción. Cabe vigilar nuestro estado emocional.

La conducción exige mente y corazón, pero si nos dejamos llevar por una fuerte reacción emocional, se podría generar un serio peligro. Tal sería el caso cuando alguien nos corta el paso obligándonos a frenar bruscamente. Cabe, en tales situaciones, conservar templadas las emociones. Recuerda que lo que nos daña no es lo que nos hacen, sino cómo reaccionamos a lo que nos hacen. Los conductores que se enfadan al volante ante un pequeño contratiempo tienen un 30 % más de probabilidad de sufrir o provocar un accidente.

Dependencias emocionales

Muchas personas son dependientes de otras, aunque no lo sepan o admitan. Toman la mayor parte de las decisiones considerando las posteriores opiniones o reacciones ajenas. Ser esclavo del «qué dirán» o vivir procurando complacer al mundo entero es más común de lo que podamos imaginar. Estas cargas mentales y emocionales se pueden manifestar durante el aprendizaje de la conducción. Muchos alumnos se bloquean cuando otros se les acercan demasiado. Su mente se acelera y comienza a inyectar pensamientos incorrectos: «¡Si se me cala el coche molestaré al señor de atrás y se enfadará conmigo!». Al tratar de agradar a otros, podría realizar una maniobra inoportuna o peligrosa. La imaginación puede ser nuestra mejor aliada o nuestra peor enemiga.

∗ Autoevaluación

    • Realiza un sosegado análisis de tus emociones.
    • ¿Sientes que padeces algún tipo de dependencia emocional?
    • ¿Actúas como si estuvieras obligado a agradar a todos?

 


Estrés

 

El DRAE define el estrés como la «tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves».[1] El estrés es un estado interior que se genera a partir de las exigencias del entorno. Cuando estas superan tu capacidad de reacción, podrías manifestar angustia, temor o incapacidad de pensar con serenidad. El estrés es peligroso a la hora de conducir. En ocasiones conviene realizar un sosegado análisis del tipo de vida que se está llevando con el propósito de simplificarla, llegando a disfrutar más y agobiarse menos.

Algunos efectos del estrés:

  • Respiración acelerada.
  • Taquicardia.
  • Sudoración.
  • Sequedad bucal.
  • Aumento de la tensión muscular.
  • Inestabilidad emocional.
  • Abatimiento, tristeza.
  • Irritabilidad.

∗ Autoevaluación

    • Valora tu nivel de estrés, siendo 1 el más bajo y 10 el más alto.

[1] REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.5 en línea]. <https://dle.rae.es/estrés> [20/12/2021].

 


Fatiga

 

Según el libro Psicología aplicada a la conducción (DGT 2017), «la fatiga, que está estrechamente relacionada con el sueño, puede estar motivada por una intensa actividad física, una fuerte tensión emocional o un intenso trabajo intelectual». De ahí que, hablemos de fatiga física o intelectual. La fatiga disminuye tu rendimiento y afecta tu capacidad para conducir con seguridad.

∗ Autoevaluación

    • ¿Te encuentras fatigado física o psíquicamente?
    • ¿Descansas lo suficiente antes de conducir?
    • ¿Crees que tus habilidades físicas son las adecuadas?

En futuras entradas continuaremos tratando las características y circunstancias del conductor.

El artículo “Características y circunstancias del conductor II” ha sido tomado del libro Permiso B. Guía para las clases prácticas.

 

MIGUEL ÁNGEL ACEBAL Profesor de formación vial. Autor del libro Permiso B. Guía para las clases prácticas.
Home 9 Enseñanza práctica de la conducción 9 GUÍA B 9 Características y circunstancias del conductor (II)

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

N

Recibe notificaciones por correo electrónico cuando haya nuevo contenido disponible.