Reconstrucción de los siniestros viales

  • Posted on: 3 May 2021
  • By: tuteorica

Cómo se reconstruye un siniestro vial 

RECONSTRUCCIÓN DE SINIESTRO VIAL POR LOS AGENTES DE TRÁFICO
Reconstrucción de accidente

La Guardia Civil de Tráfico tiene un equipo encargado de aclarar hasta el más mínimo detalle por qué y cómo se ha producido un accidente de tráfico. Los agentes trabajan con medios técnicos muy sofisticados y son capaces incluso de recrear virtualmente cualquier suceso.

Hemos pasado una jornada con el ERAT, que es el Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico, para ver de cerca su trabajo apasionante. El meticuloso trabajo de este equipo de élite de la Guardia Civil comienza en el mismo punto donde ha ocurrido un accidente de tráfico. En este escenario cualquier mínimo detalle puede ser esencial para que ellos puedan reconstruir lo ocurrido. 

En todo siniestro vial se analizan los tres factores que intervienen: el factor humano, el vehículo y la vía.

En primer lugar se hace un análisis de la geometría de la calzada: señalización que existe, el radio de la curva en el caso que estamos aquí, marcas sobre la calzada, anchura de carriles, arcenes, cunetas, pendientes, peraltes, etc.

En este mismo lugar los agentes realizan pruebas para determinar la velocidad a la que circulaban los vehículos en el momento del accidente. Para ello se utiliza un acelerómetro. Se realiza una frenada de emergencia en el mismo punto donde ocurrió el siniestro y, en función de la velocidad a la que hacemos la prueba, la distancia de frenado y ese tiempo de frenada, obtenemos uno de los datos necesarios e importantes para posteriormente hacer el cálculo de la velocidad.

Otro elemento importante para estudiar la calzada y la deformación de los vehículos es el láser escáner. Este aparato les permite recrear el escenario del siniestro en tres dimensiones.

Una vez que los agentes recaban todas las pruebas en el lugar del siniestro, es en esta oficina donde se estudian minuciosamente y donde se lleva a cabo la reconstrucción. Para ello disponen de la última tecnología que les permite recrear lo ocurrido en tres dimensiones.

 -Y es aquí donde, tras recabar toda la información en el lugar de los hechos, volcamos toda la información para seguidamente analizarla y posteriormente realizar la reconstrucción del siniestro.

-No hay detalle que se escape a un tramo digitalizado en 3D. Podemos abordar cualquier medición desde nuestro ordenador y eso ocurre también en el apartado de vehículos.

 Analizando el perfil de deformación, puedes valorar cómo se ha producido esa deformación concreta; si ha sido contra una farola, tendrá una deformación característica de esa colisión.

-Incluso en atropellos, podemos encontrarnos los distintos puntos donde el peatón, con qué partes de su cuerpo ha tenido contacto con el vehículo. La velocidad es importante; si al voltear a una persona, la voltea por detrás o la lanza hacia adelante, proyectándola, y el vehículo decelera, o, si no decelera, si lo arrolla o no...

Para hacer una reconstrucción se introducen todos los parámetros. Resolver un accidente no se trata de saber quién es el malo, quién es el bueno; se trata de obtener todos los parámetros de un siniestro; hacer la simulación, fiel reflejo de lo que pasó en realidad. Llegar a saber lo que ocurrió puede llevar varios meses de trabajo.

El ERAT reconstruye más de 35 accidentes de tráfico al año; en el 97% de ellos consigue saber con precisión qué ocurrió exactamente.

 

 

TIPO DE CONTENIDO: