La problemática de las dobles filas

  • Posted on: 9 September 2021
  • By: tuteorica

La problemática de las dobles filas

 

Doble fila

 

En calles muy estrechas de ciudades y pueblos no se da la problemática de las dobles filas, pero esta práctica tan molesta es muy habitual en las grandes ciudades y perjudica seriamente a la movilidad.

Hay estudios que aseguran que estos vehículos mal aparcados reducen hasta en un 66% la fluidez del tráfico. Y no sólo eso, las dobles filas provocan accidentes y conflictos de todo tipo.

Dejar el coche en doble fila puede acarrearnos una sanción económica, pero eso no es lo peor, podemos obstruir la salida de otro vehículo que se encuentra estacionado correctamente, cortar la fluidez del tráfico e incluso, entorpecer la visión de un peatón que va a cruzar la calle.

Si se da una vuelta por cualquier ciudad es fácil comprobar la problemática de las dobles filas, el número de estos vehículos que se encuentran en esta situación es muy elevado, demasiado elevado. En el vídeo se puede observar como, en una hora circulando por Madrid, se cuentan hasta 50 vehículos aparcados en doble fila.

Un vehículo estacionado en doble fila no sólo genera peligro, sino también molestias a otros usuarios. Los peligros fundamentalmente son para los peatones que no tienen visibilidad a la hora de cruzar por los pasos de peatones. También porque pueden ocupar un carril de circulación en el que, la falta de fluidez, genera molestias porque obliga a los conductores que van a transitar por ese carril a cambiar a tro que puede que sea incluso de sentido contrario.

En 2020 la policía municipal de Madrid impuso 4.300 denuncias por aparcar en doble fila. La sanción se fija en base a las ordenanzas correspondientes de cada ciudad, en Madrid, concretamente la cuantía es de 200 euros.

Aparcar en doble fila afecta a la movilidad de los autobuses por eso, el ayuntamiento de Madrid puso un vehículo con cámara incorporada para controlar estas infracciones y facilitar la movilidad del transporte público. Hay que entender que, el autobús urbano, es un vehículo de entre 10 y 12 metros que cuando encuentran un obstáculo tienen que invadir el carril izquierdo, paralizando toda la circulación de ese carril y creando una situación de peligro para los usuarios del autobús y los ciudadanos que van circulando.

La misión de estos vehículos de control es atajar en la medida de lo posible la problemática de las dobles filas, permitir una mayor fluidez de circulación del autobús. Siguen un determinado recorrido  y tiene la capacidad de fotografiar, de forma automática o manual, cualquier vehículo mal estacionado. Se le fotografía y se le controla durante un tiempo, si hay algún vehículo que persiste con la infracción, se procede a notificarlo y el ayuntamiento actuará en consecuencia.

 

video: 
TIPO DE CONTENIDO: