Carriles de aceleración y deceleración 🔄🔃, características y forma de actuar

por | Jul 3, 2022

Home 9 MATERIAL COMPLEMENTARIO 9 Uso de la vía 9 Carriles de aceleración y deceleración 🔄🔃, características y forma de actuar

Los carriles de aceleración y de deceleración


 

Carriles de aceleracion y desaceleracion

Carriles de aceleración y deceleración

 

Los carriles de aceleración y de deceleración de carreteras, autovías y autopistas son lugares críticos que pueden generar inseguridad a algunos conductores. Cuando vamos a salir o a incorporarnos a una vía rápida, debemos extremar la precaución. Es muy importante que observemos, señalicemos y adaptemos nuestra velocidad para no provocar ningún siniestro vial.

Estos carriles sirven para incorporarnos o abandonar determinadas vías, de forma que no se entorpezca la circulación del resto de vehículos. En las vías rápidas, que un vehículo circule a una velocidad reducida para realizar una maniobra (incorporación o salida de vía),  puede resultar peligroso. Incluso puede dar lugar a accidentes. Esto es lo que pretenden evitar los carriles de aceleración y deceleración.

 


Carriles para incorporarse a la circulación

 

Carriles de aceleración

Carriles de aceleración

Los carriles de aceleración son carriles que sirven para incorporarnos a la circulación permitiéndonos adaptar nuestra velocidad a la de la nueva vía a la que nos incorporamos.

De forma que todo conductor que desee acceder a una vía más rápida, incorporándose desde otra por la que circule a menor velocidad, deberá cerciorarse de que lo hace correctamente, sin ser un obstáculo para el resto de usuarios de la vía y respetando las normas de circulación.

Las intersecciones son uno de los tramos que generan mayor ansiedad a los conductores. Según la Asociación de Empresas Formadoras en Seguridad Vial FORMASTER en 2019 el 12% de los siniestros viales con víctimas se produjeron en intersecciones con forma de T o Y, entre las que se encuentran los carriles de aceleración. Dominar las maniobras para incorporarse correctamente a una vía es fundamental para evitar accidentes.

Los carriles de incorporación son unos puntos críticos dentro del tráfico porque hay que coordinar velocidad y posición de dos vehículos: del que se incorpora y del que circula por la vía principal. Un carril de incorporación es como una pista de despegue de un avión, que hasta que puede elevarse necesita la pista para coger la velocidad necesaria. En el caso de los vehículos, se utiliza para acelerar y alcanzar la velocidad para que, cuando se incorporen, no entorpezcan la marcha del resto de vehículos.

Una de las principales infracciones que se cometen al incorporarse desde estos carriles es no ceder el paso a los vehículos que ya circulan por la vía a la que se intenta acceder obligándoles, o bien a reducir la velocidad, o bien a cambiar bruscamente de carril.

 


TE PUEDE INTERESAR:


Por todo ello es necesario respetar una serie de pautas:

 

    • Detenernos al comienzo del carril de aceleración en caso de tener que ceder el paso. Si es que la incorporación no puede efectuarse de forma segura y correcta, tendremos que ceder el paso para poder incorporarnos a la calzada posteriormente, nos detendremos al principio para después tener espacio para adaptar nuestra velocidad de nuevo.
    • Observar el estado del tráfico. Comprobar la circulación, la dirección y la velocidad que el resto de vehículos lleva. Si estos nos impidieran la incorporación, esperaremos hasta encontrar el momento adecuado.
    • Aumentar nuestra velocidad. Aceleraremos el ritmo de la marcha hasta llegar a una velocidad adecuada que se adapte al tipo de vía para proceder a incorporarnos. Cuando llegue el momento, accederemos al carril correspondiente siguiendo las medidas de seguridad oportunas, haciendo uso de los intermitentes.
    • Obligación de facilitar la incorporación a los vehículos que pretendan incorporarse. Los conductores que circulen por la vía rápida deben facilitar, en la medida de lo posible, la incorporación del resto de conductores que se aproximen por el carril de aceleración. Esto pueden hacerlo cambiándose al carril situado en su izquierda, siempre que esta maniobra sea posible o levantando el pie del acelerador.

 

Razones de la evolución al vehículo eléctrico

 


Carriles para abandonar una vía

 

 

Carriles de deceleracion

Carriles de deceleración

Los carriles de deceleración son carriles que utilizaremos para abandonar una vía rápida sin tener que reducir considerablemente nuestra velocidad, evitando de esta forma accidentes por alcance. De tal forma que deberemos comenzar a frenar y reducir paulatinamente nuestra velocidad una vez situados en el interior del carril de deceleración. Debemos tener en cuenta además que será posible encontrarnos con una vía de doble sentido con coches en dirección contraria, cambios de sentido e intersecciones.

A la hora de abandonar una vía de circulación rápida, el principal error que se comete es hacerlo demasiado tarde, sin aprovechar al máximo el carril de deceleración y cortando la trayectoria de los vehículos que ya circulaban por ese carril. Es fundamental estar siempre bien posicionado si se quiere abandonar una vía, colocándonos con tiempo en el carril más próximo a la salida y no frenar hasta no estar dentro del carril de deceleración.

Si nos pasamos una salida que necesitábamos utilizar, nunca se debe dar marcha atrás, sobretodo en autovías y autopistas porque, además de ser una maniobra muy peligrosa, está terminantemente prohibido, considerándose además una infracción muy grave.

 

Carril de deceleracion

Cómo actuar en un Carril de deceleración

Las pautas a tener en cuenta en estos carriles son:

 

    • Advertir la maniobra con tiempo suficiente. Señalizaremos correctamente nuestra próxima acción al volante, indicando al resto de usuarios que vamos a abandonar la vía rápida en cuestión.
    • Colocarnos con antelación en el carril más próximo a la salida. Si el carril de deceleración está a nuestra derecha nos colocaremos con tiempo suficiente en el carril de este mismo lado, pero si, por el contrario, la salida se encuentra en el lado izquierdo, nos situaremos en el carril izquierdo.
    • Salir por el principio del carril de deceleración. No esperar al final del carril para abandonar la vía, de esta forma dispondremos de más tiempo y espacio para una deceleración progresiva.
    • Valorar la longitud del carril de deceleración. Como norma general no se debe de empezar a frenar ni reducir marchas hasta no entrar en el carril de deceleración, pero puede darse el caso de carriles de poca longitud (algunas carreteras convencionales). En esta última situación se puede puede frenar un poco antes de llegar a la salida, teniendo muy en cuenta siempre la circulación que se aproxima por detrás de nuestro vehículo.
    • No utilizar el arcén a la hora de entrar a este carril. El arcén es una parte de la vía por la que pueden circular determinados vehículos, por lo que no debemos invadirlo.

 

En los carriles de aceleración y en los de deceleración suele existir una zona con una línea continua que no se debe rebasar. Con ello se pretenden dos cosas:

  1. que el vehículo que pretende realizar la incorporación, aprovechen el máximo de carril para acelerar
  2. y que el vehículo que circula por la vía principal tenga tiempo y espacio para responder a esa maniobra

 

 

Consejos para realizar correctamente los carriles de aceleración y aceleración de autovías
Ver este vídeo en YouTube.

 

Vídeo extraído del programa Seguridad Vital

Carriles de aceleracion y deceleracion
Ver este vídeo en YouTube.

 

 

JOSE LUIS ALVAREZ Formador vial
Home 9 MATERIAL COMPLEMENTARIO 9 Uso de la vía 9 Carriles de aceleración y deceleración 🔄🔃, características y forma de actuar

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

N

Recibe notificaciones por correo electrónico cuando haya nuevo contenido disponible.