Conducción solidaria

por | Jul 12, 2022

Técnicas de conducción: conducción responsable y solidaria


 

Conducción agresiva tuteorica

La conducción solidaria y responsable

 

A menudo, en nuestro día a día, cedemos el paso cuando vamos, por ejemplo, a salir o entrar en un establecimiento. Sin embargo, muchas de las personas que son empáticas en su vida cotidiana, dejan de serlo cuando se suben al coche. Según un estudio de la fundación de Línea Directa, en nuestras carreteras hay más de 100.000 conductores que reconocen haber causado un accidente por su conducta violenta y poco solidaria. Conducir de forma agresiva multiplica por 10 el riesgo de sufrir un siniestro con víctima mortales.


TE PUEDE INTERESAR:


 

Según la encuesta realizada:

  • Casi 3 millones reconocen que se declaran altamente agresivos al volante.
  • El 10% reconocen que se han peleado alguna vez con motivo de una disputa de tráfico

Un conductor agresivo nunca va ser un conductor solidario. Cometen más infracciones, distracciones  y más excesos de velocidad.

La conducción solidaria es una forma de conducir mucho más amable que la que estamos acostumbrados a ver actualmente en las carreteras. Se podría definir como esa conducción en la que se piensa más en los demás para hacer un tráfico más fluido y un paisaje menos estresante.

 


Técnicas de conducción

 

Hay muchas acciones que podemos realizar para que la conducción sea mucho más solidaria:

  • Cuando lleguemos a una intersección, facilitar la incorporación a los vehículos que quieren hacerlo. Esto puede hacerse con un simple cambio de carril, si es posible, o moderando ligeramente la velocidad.
  • Facilitar a los conductores que pretenden incorporarse desde un carril de aceleración, para que les resulte más fácil la maniobra.
  • Realizar un conducción económica y eficiente para intentar poner nuestro granito de arena tanto en la reducción de la contaminación atmosférica como en la acústica podría considerarse como conducción solidaria y responsable.
  • Respetar el orden de circulación en situaciones como atascos o retenciones. Mantener la disciplina de carril sn atravesar zonas prohibidas para adelantar posiciones.
  • Cumplir y respetar la distancia de seguridad con el resto de usuarios de la vía. Es importante no generar estrés al conductor que circula delante.
  • Mantener la distancia de seguridad lateral, sobretodo al adelantar a usuarios vulnerables como ciclistas.
  • Adecuar y reducir la velocidad al aproximarse a un paso de peatones para cederles el paso y no generarles estrés a la hora de cruzar.
  • Evitar las distracciones durante la conducción también se considera una conducción solidaria. El móvil es la distracción que provoca más accidentes, esos segundos durante los que se mira la pantalla, ponen en riesgo tu vida y la de los demás.
  • No conducir si se está fatigado o cuando comienza a aparecer el cansancio, ya que puede se poner en peligro a los demás y a uno mismo.
  • Hay que pesar que el vehículo que se conduce es como el arma de la agresividad. Inclusive cuando se conduce con estrés. Las prisas nunca son buenas y dan lugar una conducción muy poco solidaria.

En definitiva, la conducción solidaria consiste en un conjunto de técnicas cuya finalidad es convertir la circulación en un hecho mucho más amigable.

El Gobierno de Aragón editó el pdf “Practica la conducción responsable” en el que se explica en qué consiste esta técnica de conducción solidaria.

 

Conducción solidaria
Ver este vídeo en YouTube.

 

Conducción solidaria
Ver este vídeo en YouTube.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

N

Recibe notificaciones por correo electrónico cuando haya nuevo contenido disponible.