Ceguera por inatención

por | Ene 27, 2022

Home 9 MATERIAL COMPLEMENTARIO 9 Ceguera por inatención

¿Sabes qué es la ceguera por inatención?


 

Ceguera por inatencion

Ceguera por inatención y atención activa

 

La Ceguera por inatención o por distracción, un término que quizás nos suene a chino, pero es algo muy común que nos pasa a todos de vez en cuando. Consiste en que dejamos de ver cosas que están muy claramente delante de nosotros. Si hacemos una prueba de atención, por ejemplo, contar los semáforos en un recorrido cualquiera, nos daremos cuenta de que, al centrarnos en una cosa determinada, dejamos de observar otras muy evidentes, es lo que se denomina ceguera por distracción o inatención.

La ceguera por inatención es un proceso propio del cerebro, es algo fisiológico y normal. Por ejemplo, normalmente tenemos un campo de visión de 180º, sin embargo, no todo lo que vemos es registrado por el cerebro porque enfocamos en otro punto. Puede entonces darse el caso de que halla elementos en nuestro campo de visión que no seamos capaces de ver, que no seamos conscientes de que se encuentran ahí.

 


Causas de la ceguera por distracción

 

La Ceguera por inatención se produce en diferentes situaciones:

  • Debido a determinados hábitos y aprendizajes, el cerebro va a automatizar diferencias repuestas. Por ejemplo, el cerebro va a prever lo que va a ocurrir ante determinados estímulos. Es decir, si siempre, en una determinada circunstancia, el resultado final es el mismo, el cerebro va a asumir que en esa determinada circunstancia el resultado siempre va a ser igual. Esto da lugar a desarrollar actitudes automatizadas ante situaciones similares pero que, si cambia el resultado final, nos puede llevar a un siniestro vial. El ejemplo típico es el de las glorietas, cuando voy a entrar a una glorieta y miro a la izquierda y veo que no viene nadie, asumo que el vehículo que tengo delante va a coger el carril y va a seguir para delante. Pero si este vehículo de delante frena por cualquier circunstancia, la colisión es muy probable.
  • Otra de las circunstancias es cuando no esperamos ver algo, porque si yo no espero ver un determinado estímulo, es muy posible, en caso de que aparezca, que no lo enfoque y finalmente no lo vea. Esto suele pasar actualmente con los patinetes eléctricos, que se han puesto muy de moda, pero los conductores todavía no se han acostumbrado a su coexistencia.
  • Otra situación en la que se produce esta ceguera por distracción es cuando tengo problemas, le estoy “dando vueltas a la cabeza” o estoy ensimismado. Al conducir debo estar pendiente de la propia conducción

 


Cómo evitar este efecto

 

Para evitar los peligros de la ceguera por inatención, los expertos recomiendan que, cuando conduzcamos, prestemos una atención activa. Este tipo de conducción no es simplemente mirar al frente y controlar los mandos de mi vehículo, también debo observar alrededor de él, controlar y mirar frecuentemente los espejos retrovisores, incluso, en ocasiones, mirar directamente por las ventanillas para controlar los ángulos muertos existentes en mi vehículo.

 

 

Además, debemos tener en cuenta que, cuando vamos conduciendo, hay muchos estímulos a mi alrededor, siendo limitada mi capacidad de procesamiento; por ello es necesario desarrollar una atención selectiva y prestar atención a aquellos estímulos que son relevantes. Por ejemplo, no debemos distraernos con paneles publicitarios, letreros de comercios, peatones que van circulando por otra calle por la que no voy a circular, etc., mi atención debe centrarse en la señalización existente, lo que ocurre alrededor de mi vehículo que pueda afectar a mi conducción, otros usuarios que pueden irrumpir en la vía, etc., desechando los estímulos irrelevantes para ese momento.

 


Texto y vídeo extraídos del programa Seguridad Vital

 

Ceguera por distracción

 

Home 9 MATERIAL COMPLEMENTARIO 9 Ceguera por inatención

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

N

Recibe notificaciones por correo electrónico cuando haya nuevo contenido disponible.